INGREDIENTES:

150 gramos de vino blanco seco

200 gramos de hígados de pollo

100 gramos de carne de pollo sin piel

1 hoja de laurel

Pimienta en grano al gusto

250 gramos de mantequilla

3 cebollas negras

½ cucharadita de sal

Pimienta molida al gusto

30 gramos de oporto

 

PREPARACIÓN:

Sin thermomix

En un cazo ponemos los hígados de pollo lavados, sin nervios y troceados, la carne de pollo troceada, el vino blanco, el laurel y los granos de pimienta. Dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente.

Escurrimos y tiramos el caldo de cocción. En el vaso de la batidora o robot de cocina ponemos la cocción anterior y añadimos la sal, la pimienta molida, el oporto, la mantequilla y las cebollas negras. Trituramos hasta que quede cremoso. Vertemos en el molde o moldes y lo dejamos reposar en la nevera al menos 4 horas.

Con Thermomix

Ponemos en el vaso de la Thermomix los hígados de pollo lavados, sin nervios y troceados, la carne de pollo troceada, el vino blanco, el laurel y los granos de pimienta. Programamos 8 minutos, 90º, velocidad 2. Cuando termine el tiempo, colamos con el cestillo y tiramos el caldo de cocción. Volvemos a poner en el vaso la carne y los higaditos y añadimos la sal, la pimienta molida, el oporto, la mantequilla y las cebollas negras. Trituramos durante 1 minuto, velocidad progresiva 5-10. Comprobamos que todo está bien triturado y cremoso. Vertemos en el molde o moldes y dejamos reposar un mínimo de 4 horas en la nevera.