Galletas de limón negro para hacer con niños

El limón negro es muy versátil y está riquísimo en todas tus recetas. Por eso hoy te traemos una idea para incorporar este riquísimo ingrediente. Hacer galletas de limón negro es una receta fácil y sencilla para hacer con los pequeños de la casa. No esperes más y, ¡manos a la obra!

En La Abuela Carmen, tu tienda online de productos ecológicos, queremos que aproveches al máximo los beneficios de nuestros productos con esta receta de galletas de limón negro. Disfruta del tiempo en casa con los niños y volveos unos cocinitas con la idea que traemos para vosotros.

 

Galletas de limón negro 

Una receta con pocos ingredientes, pero que combinan a la perfección para convertirse en el desayuno o la merienda favorita de toda la familia. Son ligeras y suaves,  y tienen una textura ligeramente abizcochada. Y lo mejor, no tienen aromas artificiales, simplemente el sabor y el toque natural que le da el limón negro. Para hacerlas solo necesitarás: 

  • 280 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • 90 g de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • ½ sobre de levadura en polvo (8 g)
  • Limón negro en polvo La Abuela Carmen
  • Zumo de 1 limón grande (40 ml aproximadamente)
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glass (opcional)

 

Preparación paso a paso:

  1. Exprime el limón entero y reserva su zumo, lo usaremos más adelante. 
  2. Mezcla la mantequilla con el azúcar blanca. Puedes hacerlo con unas varillas convencionales o eléctricas, tú eliges. 
  3. Cuando la mantequilla adquiera un tono más blanquecino, incorpora el huevo y cuando esté bien mezclado, añade el zumo y el limón negro en polvo de La Abuela Carmen.
  4. Añade la pizca de sal para potenciar el sabor dulce de las galletas sin necesidad de añadir más azúcar. 
  5. Mezcla suavemente la harina y la levadura con la ayuda de una espátula hasta que estén perfectamente integrados. 
  6. Cubre la masa con papel film y déjala reposar durante al menos media hora en la nevera.  Mientras tanto, precalienta el horno a 170º.
  7. Dale forma a las galletas, cogiendo una pequeña porción de la masa con las manos. Haz una bolita y aplástala, con cuidado de que todas las galletas tengan más o menos la misma forma. 
  8. Coloca las galletas en una bandeja de horno ligeramente separadas y hornéalas durante 12 – 15 minutos. No tienen que tostarse. 
  9. Cuando ya estén horneadas, retíralas de la bandeja y déjalas reposar hasta que se enfríen completamente sobre una rejilla. Espolvorea un poco de azúcar glas por encima y ¡listas para comer!

 

Algunos trucos

Nos hornees demasiado tiempo las galletas, pues se quedarán secas y duras. El objetivo es conseguir unas galletas con una textura más blandita de lo normal, perfectas para que los niños pequeños puedan disfrutarlas. Si quieres añadirle un toque más especial, puedes colocar trocitos de rodajas de limón negro al final, ¡solo para los valientes!

Para guardarlas y que duren muchos días, lo mejor será usar una lata o un bote que cierre herméticamente. De esta manera se conservarán mejor y tendrás galletas de limón negro para muchas meriendas.

 

¡Esperamos que os haya gustado nuestra receta para hacer con niños! Como ves, es una idea súper fácil y su sabor merece la pena. Aprovecha el tiempo en casa con La Abuela Carmen y tus pequeños.