Es perfecta para ahorrar tiempo en la cocina. Se puede utilizar como aderezo, en la elaboración de guisos y caldos, platos de carne o pescado, elaboración de salsas, condimentación en industrias cárnicas o conserveras, restauración y hostelería.

Se compone de ajo fresco de producción propia triturado. Presenta un suave aspecto cremoso, conservando intactas todas las propiedades organolépticas del ajo natural fresco.

Una cucharadita equivale a dos dientes de ajo.

Formatos de venta

  • Plástico: 300 grs. 1.5 kg. 5 kg y 25 kg.