Postres con mandarina negra

La mandarina negra ha sido un lanzamiento que ha revolucionado el mercado. Y para los más golosos, afortunadamente, hay mil recetas dulces en las que puedes usar nuestra mandarina negra. Tartas, mousses, batidos, bizcochos, galletas… Seguro que no puedes escoger una sola opción. Aprovecha el sabor de nuestros postres con mandarina negra y cuídate con nuestros productos ecológicos. ¡Quédate para descubrir más!

Cheesecake Negro con mandarina negra

Te recomendamos que pruebes el Cheesecake Negro con limón y mandarina negra.

Ingredientes

  • 10 galletas de Sarraceno
  • Medio puñado de anacardos
  • Una cucharada grande de mantequilla vegetal o AOVE

Crema

  • 200 ml de nata vegetal
  • 150 g de queso crema de anacardos
  • 50 g de Xilitol (o endulzante)
  • Una cucharadita de polvo de limón negro
  • Zumo de un limón
  • 4 g de agaranta
  • 10 rodajas de Mandarina Negra

Coulis

Preparación

  • Para la base, trituramos las galletas con los anacardos y la mantequilla y añadimos a nuestro molde. Refrigeramos.
  • Mientras hacemos la crema, disolvemos la agaranta en agua con la cucharada de polvo de limón negro y llevamos a ebullición.
  • Mezclamos con el queso crema y la nata previamente “montada” añadimos el xilitol o pasta de dátiles (si eres muy goloso pon más de 50 g) y el zumo de limón mientras hacemos movimientos envolventes.
  • Lo ponemos en el molde y refrigeramos una horas.
  • Coulis: dos cebollas negras charadas con tenedor, en cazo con el agua y la pasta de dátil, 10 minutos hasta la textura deseada. Decoramos con las rodajas de mandarina negra.

El sabor es muy fino y delicado al paladar, ¡nos encanta!

Galletas de mandarina negra

Y si te quedas con ganas de más, prueba a añadirla a tu receta de galletas favoritas. Nosotros te dejamos aquí otra versión, ¡perfecta para hacer con niños! 

Una receta con pocos ingredientes, pero que combinan a la perfección para convertirse en el desayuno o la merienda favorita de toda la familia. Son ligeras y suaves,  y tienen una textura ligeramente abizcochada. Y lo mejor, no tienen aromas artificiales, simplemente el sabor y el toque natural que le da el limón negro. Para hacerlas solo necesitarás: 

  • 280 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • 90 g de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • ½ sobre de levadura en polvo (8 g)
  • Mandarina negra en polvo La Abuela Carmen
  • Zumo de 1 mandarina grande (40 ml aproximadamente)
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glass (opcional)

Preparación paso a paso:

  1. Exprime la mandarina entera y reserva su zumo, lo usaremos más adelante. 
  2. Mezcla la mantequilla con el azúcar blanca. Puedes hacerlo con unas varillas convencionales o eléctricas, tú eliges. 
  3. Cuando la mantequilla adquiera un tono más blanquecino, incorpora el huevo y cuando esté bien mezclado, añade el zumo y la mandarina negra en polvo de La Abuela Carmen.
  4. Añade la pizca de sal para potenciar el sabor dulce de las galletas sin necesidad de añadir más azúcar. 
  5. Mezcla suavemente la harina y la levadura con la ayuda de una espátula hasta que estén perfectamente integrados. 
  6. Cubre la masa con papel film y déjala reposar durante al menos media hora en la nevera.  Mientras tanto, precalienta el horno a 170º.
  7. Dale forma a las galletas, cogiendo una pequeña porción de la masa con las manos. Haz una bolita y aplástala, con cuidado de que todas las galletas tengan más o menos la misma forma. 
  8. Coloca las galletas en una bandeja de horno ligeramente separadas y hornéalas durante 12 – 15 minutos. No tienen que tostarse. 
  9. Cuando ya estén horneadas, retíralas de la bandeja y déjalas reposar hasta que se enfríen completamente sobre una rejilla. Espolvorea un poco de azúcar glass por encima y ¡listas para comer!

Algunos trucos

No hornees demasiado tiempo las galletas, pues se quedarán secas y duras. El objetivo es conseguir unas galletas con una textura más blandita de lo normal, perfectas para que los niños pequeños puedan disfrutarlas. Si quieres añadirle un toque más especial, puedes colocar trocitos de rodajas de limón negro al final, ¡solo para los valientes!

Para guardarlas y que duren muchos días, lo mejor será usar una lata o un bote que cierre herméticamente. De esta manera se conservarán mejor y tendrás galletas de limón negro para muchas meriendas

Toffe de mandarina negra

El toffe se trata de un caramelo con diferentes texturas, ya que podemos solidificarlo o hacerlo más ligero. Esta elaboración dulce es ideal para acompañar todo tipo de postres, e incluso para consumir directamente.

INGREDIENTES:

PREPARACIÓN:

1- Hierve la nata con la mantequilla.

2- Infusiona las mandarinas negras.

3- Derrite el azúcar a fuego lento para elaborar el caramelo.

4- Una vez hecho, apaga el fuego y añade la infusión de la mandarina negra.

5- Remueve hasta conseguir el toffe.

¡Listo para servir!

Si cocinar es una de tus pasiones, no dudes en dar rienda suelta a tu creatividad con estas propuestas gastronómicas que te traemos en La Abuela Carmen. Unos postres perfectos para los más dulces.

Nuestra mandarina negra ecológica en rodajas está disponible en nuestra tienda online.