INGREDIENTES:

  • Cebolla negra 2 unidades
  • Garbanzos cocidos 500 gr
  • Harina de garbanzos 100 gr
  • Granada 1 unidad mediana
  • Pistachos 150 gr
  • AOVE Picual 1 cucharada sopera
  • Calabaza 300 gr
  • Flor de sal
  • Pimienta
  • Cáscara de naranja 1 cucharita de café
  • Cardamomo verde 2 vainas

Elaboración:

Triturar garbanzos en pasapuré, separando los hollejos.

Picar pistachos y añadir, reservar unos pocos para decorar.

Desgranar la granada, reservar unos pocos para decorar.

Añadir media granada.

Moler el cardamomo con un poco de sal y pimienta.

Aliñar la masa.

Añadir AOVE Picual 1 cucharada sopera.

Añadir cebolla negra pelada y finamente picada.

Hacer bolitas de tamaño no muy grande (untar aceite en las manos).

Dejar enfriar.

Pelar calabaza y asar a 180º hasta que esté tierna.

Añadir sal, aceite y cáscara de naranja rallada

Emulsionar y reservar en frío

Sacar las bolitas (deben estar más sólidas).

Pasarlas por la harina de garbanzo.

Freír.

Una vez dorada, sacarlas y dejar en papel absorbente.

Montaje del plato:

Colocar en la base con una cuchara un poco de la emulsión de calabaza.

Colocar un buñuelo encima.

Decorar con granada, pistacho y cebolla negra picada.

Estos buñuelos de garbanzos tienen un sabor fresco, cítrico y exótico. Llenan la boca de matices, tomando al garbanzo como estrella, por la importancia del consumo de legumbres.

Receta apta para veganos/vegetarianos y celíacos. No contiene lactosa

* Receta de Miriam Cozar, Chef

Visitar web de Miriam Cozar