La preservación del ajo a través del ahumado proviene de épocas remotas. Su característico aroma  y color dorado se obtienen a través de un lento proceso de ahumado en el que se utilizan diferentes tipos de maderas. Tiene multitud de aplicaciones en cocina. Puede utilizarse en sopas, guisos o salsas. Ideal en alioli o untado en pan crujiente.

Formatos de venta

  • Malla 2 bulbos.
  • Cartón 300 bulbos.